Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Jue Ene 01, 2015 5:21 pm.
Últimos temas
» Noticias TLC
Jue Ago 25, 2016 4:50 pm por Admin

» [Importante] Nuevo Staff
Mar Ago 16, 2016 11:44 am por Admin

» Modelo de ficha
Mar Ago 16, 2016 11:39 am por Admin

» Tecnología: Traje Semilla.
Vie Nov 27, 2015 11:41 am por Admin

» Territorio hostil
Miér Oct 21, 2015 2:52 pm por MasterCOM

» Primero un ojo,¿ ahora una prueba?
Miér Oct 21, 2015 2:40 pm por MasterCOM

» Búho de otro pozo [Alexander Ironheart]
Sáb Oct 17, 2015 1:34 pm por Sian Lova

» Trivia TLC
Vie Oct 16, 2015 4:27 pm por Sian Lova

» Wanted List
Vie Oct 16, 2015 11:41 am por MasterCOM

» Desafio TLC
Miér Oct 14, 2015 3:36 pm por Admin

Test
Contenido aquí
Créditos














CAN'T TOUCH THIS.
El diseño del Skin: "Red Line" corresponde al asombroso Alex Operative System. ABSTENERSE DE COPIARLO, PORQUE LOS ESTARÁ VIGILANDO.

Búho de otro pozo [Alexander Ironheart]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Búho de otro pozo [Alexander Ironheart]

Mensaje por Sian Lova el Sáb Oct 17, 2015 10:43 am

Oficialmente sus deberes como nuevo agregado a Siedfert había comenzado, su presencia no era bien vista, no era respetado, querido, ni mucho menos digno de confianza, para la familia solo era un hombre que había sido "contratado" para proteger al heredero de los Ironheart, cercanos a la gran familia. Él era un perro, mas bien como un perro lazarillo, cuya correa servía para guiar y proteger a Alexander, el susodicho hijo único del cabeza de familia ante el que había caído, al que había intentado matar sin éxito alguno.

Rebajado a un misero guardaespaldas, Sian solo recibía las migajas de la mesa, las cuales debía aceptar con enorme gratitud... basura. Y en el día que se presentaba ante los Ironheart, una jornada soleada y tranquila de viernes, los miembros de dicha familia habían decidido tomarse un descanso tras una larga semana y pasar el dia en el Noir & Hayze, un centro de relajación y ocio el cual, siendo parte del territorio de los Siedfert, gozaba de las garantías necesarias para pasar tiempo sin preocuparse por algún tipo de ataque o emboscada, el lugar perfecto para liberar tensión. Por supuesto, Sian estaba condenado a observar solo la fachada del edificio desde el exterior, tan pronto los Ironheart bajaron del vehículo, le asignaron al tuerto la noble tarea de "vigilar el auto"... en un lugar con estacionamiento privado; the joke is on you, Sian.

Y fue así como, tras una hora de contemplar el despejado cielo soleado de la ciudad, Sian se sintió profundamente aburrido, no podía escuchar sonido alguno del interior pues todo el edificio estaba conformado con una acústica particular que bloqueaba todo estimulo interno y externo para garantizar una relajación completa. -Tengo que cuidar la vida del chico y me dejan aquí afuera... el sentido común de la familia- musitó molesto para luego, llevar la mano al bolsillo y tomar un libro de formato pequeño, un libro de poemas que había "tomado prestado" de la biblioteca Ironheart, del cual repasó sus escritos y con calma ojeó pagina tras pagina. No tenía idea de cuanto tiempo debería aguardar, quizás la familia se tomase todo el día allí, quizás fuese aquello parte del castigo por todo aquello que lo había llevado a ese momento actual, era posible si. Ensimismado y sin leer nada en particular, se concentró y escuchó los latidos de su propio corazón, captando entre sístole y diástole, un apenas perceptible "bip", recordandole que su vida estaba ahora atada a la del rubio heredero, aquella era una buena señal sin embargo, le hacía saber que el chico estaba bien, que no debía preocuparse por una súbita explosión que le dejaría seco en el piso cual maniquí que se acaba de caer de su puesto.

Tan enfocado estaba en aquella irregular sinfonía de su corazón, que no se percató de que alguien se acercaba por la salida del estacionamiento, el libro bloqueaba su visión, y su oído se había perdido en el nuevo acorde que acompañaba su linea vital.

Sian Lova


Presión policial : Nulo Respeto : 0
Dinero : 4904
Mensajes : 10

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búho de otro pozo [Alexander Ironheart]

Mensaje por Alexander Ironheart el Sáb Oct 17, 2015 11:32 am

Debía ser la décimo tercera vez que escuchaba un grito en la hora que llevaban metidos allí adentro. Sí, claro, divertirse, se supone que esa era la única regla que debían cumplir mientras estuvieran dentro del centro de recreación, pero él no podía, no mientras todo el resto de los hombres de su padre y las amigas de su madre le rodeaban entre gritos, carcajadas y conversaciones que no iban para nada con él. "¿Cuando vas a llegar con una noviecita?", "¿Porqué te has quedado tan pequeño, Iroh?", "¿Es cierto que te contrataron una niñera?"; oh vamos, claro que tenía paciencia, pero cualquier persona con un poco de sentido común comenzaría a cansarse de tanta palabrería junta, palabrería que obviamente no le daba ganas de responder.
No había puesto un pie en el agua y tampoco se había despojado de sus habituales ropas, incluso aunque todo el resto descansaba con atuendos más holgados.
La taza de té en su mano volvió a encontrar lugar sobre su correspondiente plato, y apenas un par de segundos después, terminó dejándola sobre la mesa. Si el resto estaba divirtiéndose, entonces no veía porqué él no pudiese encontrar su propia diversión, y siendo así, saludo con un mínimo gesto al hombre que estaba un par de metros más allá (su padre) de donde se encontraba él y seguidamente caminó hacia la salida del establecimiento, ignorando las risas que dejaba por detrás. No podía relajarse, no cuando su padre había dejado sobre sus hombros la tarea de traer honor a su familia; debería estar entrenando o al menos estudiando la situación de la ciudad a día de hoy, pero no, allí estaba, intentando olvidar que le habían llamado una vez más "pequeño". —¿Conseguirme una noviecita? Y eso en que mierda me haría mejor? —Chasqueó la lengua antes de decidir dejar el tema hasta allí.
Hacia adelante podía vislumbrar la salida del edificio, seguro que Sian se encontraba allí haciendo lo que su padre le había encomendado, no era un sujeto que hablase mucho y tampoco le parecía el que su padre le quisiera tener vigilado por aquél hombre, pero quejarse no era algo propio de él, así que lo había aceptado sin más.

La luz del sol le recibió, aunque no se detuvo a mirar hacia el cielo, sino que siguió su camino hasta que observó otra figura -mucho más larga- no muy lejos de donde se encontraba. Apenas frunció los labios, continuando su camino en esa misma dirección, pero claro que la idea de ir hacia otro lugar se le había pasado, pero vamos, no podía dejar que regañasen al hombre por su culpa, después de todo, Alex estaba lejos de ser del tipo infantil...o al menos la mayoría del tiempo. Quizá hasta podría encontrar algo que hacer con el tuerto.
Y tal parecía que el azabache no se había ni enterado de su presencia, porque no se giró a verlo mientras avanzaba hacia él ¿En qué estaría tan concentrado? ¿Leyendo? Si, Alex vio algo en las manos de Sian, aunque no podía saber qué clase de lectura llamaría la atención de aquél, ¿sería algún libro que desconociera? Con algo de curiosidad ladeó la cabeza, aunque ya estando a un par de metros del hombre, estiró su brazo derecho hacia adelante y "apuntó" con sus dedos, deteniéndose en el preciso momento en que terminó por pronunciar un contundente: —¡Bang! —Muy poco creíble la verdad, pero quería ver si en verdad el azabache había estado tan concentrado o si solo intentaba ignorar el hecho de que él venía acercándose, en cuyo caso, tampoco podría decir nada, si al final, cuidar de alguien más no debía ser el panorama más divertido del mundo ¿no?

Pero quizá algo que sí envidiaba del hombre que tenía delante suyo, era aquella aura de pocos amigos que muchas veces había visto, sobre todo en presencia de los otros hombres de su padre, sujetos que obviamente no debía ser amigos de Sian. Los orbes celestes del muchacho enfocaron la cabeza del contrario, esperando por ver aquél único ojo dorado que siempre parecía estar atento a cada uno de sus movimientos, aunque hoy pareciese totalmente lo contrario por supuesto. Una fina sonrisa quedó expuesta en los labios del más pequeño.

Alexander Ironheart


Presión policial : Nulo Respeto : 0
Dinero : 4411
Mensajes : 6
Localización : Aquí por supuesto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búho de otro pozo [Alexander Ironheart]

Mensaje por Sian Lova el Sáb Oct 17, 2015 1:34 pm

tu-bip-tun - tu-bip-tun - tu-bip- ¡bang! tan ensimismado había quedando escuchando el ruido de la espada de damocles que pendía sobre su corazón, que ni siquiera se había dado cuenta de la presencia de Alexander hasta escuchar su exclamación. Rápidamente volvió al mundo humano, bajando lentamente el libro que cubría su rostro, mostrando ante el rubio su única orbe dorada, la cual ahora lo miraba fijamente, y sobre ella, una ceja totalmente arqueada que iba totalmente en contra de su "cara de poker", la cual no dejaba rastro de expresión alguna. Bueno, al menos ya no estaba solo, jamas lo admitiría pero, le alegró ver un humano tras varias horas de soledad, estar solo no era su fuerte, no con todo el pasado que cargaba sobre sus hombros, se podría decir que, tras tanto tiempo, Alex era la unica persona que "tenia" en aquel mundo tan distante y diferente del que una vez fue el suyo propio, donde la sangre, la muerte y la arena lo conquistaban todo.

Cerró el libro con un golpecito suave y se reclinó sobre la capota del automóvil, quedando cómodamente semi-sentado en ella -me atrapaste, estoy muerto- respondió tan neutral como un androide programado, aquello solo consiguió que un incomodo silencio se instaurara entre los dos, Sian no tuvo que ser un genio para darse cuenta de que Alexander no estaba a gusto, lucía molesto incluso a través de la sonrisa que mostraba... de alguna forma le era facil leer su lenguaje corporal, a veces podía adivinar lo que sentía o pensaba sin que el otro dijese una palabra, parecía una conexión natural, aunque probablemente solo fuese el aguzado ojo del tirador. Fue entonces que Sian entreabrió los labios y, tras cruzarse de brazos dijo para su protegido -¿demasiada diversión para ti?, quizás eres demasiado maduro para ésto...- disparó con seriedad y brevedad, de verdad creía que Alex lucía y actuaba (en ocasiones) de forma mas adulta incluso que hombres que le doblaban en edad, los guardias de los Ironheart no eran de lo mejorcito, y saberse seguros y protegidos bajo el ala de Siedfert los había hecho predecibles, tontos... llenos de debilidades y aperturas. Pero el heredero era diferente, todavía le quedaba un largo camino por delante, pero si nadie le metía un balazo en la columna antes (para lo cual deberían pasar sobre Sian primero) sería un líder imponente. Con un leve gesto de curiosidad, el azabache ladeó la cabeza y lo observó fijamente, traspasándolo con su dorada mirada.

Sian Lova


Presión policial : Nulo Respeto : 0
Dinero : 4904
Mensajes : 10

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búho de otro pozo [Alexander Ironheart]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:56 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.