Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Jue Ene 01, 2015 5:21 pm.
Últimos temas
» Noticias TLC
Jue Ago 25, 2016 4:50 pm por Admin

» [Importante] Nuevo Staff
Mar Ago 16, 2016 11:44 am por Admin

» Modelo de ficha
Mar Ago 16, 2016 11:39 am por Admin

» Tecnología: Traje Semilla.
Vie Nov 27, 2015 11:41 am por Admin

» Territorio hostil
Miér Oct 21, 2015 2:52 pm por MasterCOM

» Primero un ojo,¿ ahora una prueba?
Miér Oct 21, 2015 2:40 pm por MasterCOM

» Búho de otro pozo [Alexander Ironheart]
Sáb Oct 17, 2015 1:34 pm por Sian Lova

» Trivia TLC
Vie Oct 16, 2015 4:27 pm por Sian Lova

» Wanted List
Vie Oct 16, 2015 11:41 am por MasterCOM

» Desafio TLC
Miér Oct 14, 2015 3:36 pm por Admin

Test
Contenido aquí
Créditos














CAN'T TOUCH THIS.
El diseño del Skin: "Red Line" corresponde al asombroso Alex Operative System. ABSTENERSE DE COPIARLO, PORQUE LOS ESTARÁ VIGILANDO.

Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 25, 2013 3:40 pm

La emoción y la cantidad de palpitaciones que daba su corazón no paraban de aumentar con cada bala que era disparada del cañon del arma y chocaba contra la diana marcando así la punteria con la que había disparado el arma; no tenía una forma de saber si el cargador se acabaría rápido o no, parecía como si el tiempo pasara lento a su alrededor, pero en realidad habían pasado ya 2 minutos, si no lograba terminar el cargador y accionar el dispositivo ambas tendrían un problema pues a nadie le gustaría estar al lado de una explosión de esa magnitud.

El cargador del arma que tenía parecía no tener un fin, pero también parecía el de Silvia, pues las balas continuaban disparando una y otra vez, ¿Quién ganará el encuentro? Esa era la pregunta que pasaba por la mente de Haruko mientras continuaba disparando sin mostrar piedad; para ella ya no era perder dinero o algo como eso, pero si era una cuestión de orgullo, había iniciado la competencia y le estaba comenzando a tomar con más seriedad conforme pasaban los segundos y las balas impactaban.

Pero, repentinamente, le llegó a la pelirosa una sensación a su nariz, si bien podría ser algo que sucediera con frecuencia ese momento sería de los peores para que algo así ocurriera, Mierda, ¿por qué en este momento? Intentó aguantar con todas sus fuerzas el cosquilleo en su nariz, pero conforme continuaba la sensación se volvía más difícil de soportar y le restaba precisión, hasta que llegó al punto crítico en el que no pudo aguantar más, tenía que liberar ese cosquilleo, así que detuvo sus disparos y tras una exclamación estornudó con fuerza; no sólo le había restado tiempo valioso el estornudo, sino que también podría significar que perdería la competencia, revisó de casualidad el contador después de eso, quedaban 30 segundos ya para que éste explotara, así que después comenzó a disparar nuevamente, pero ya había perdido mucho tiempo, el suficiente como para que éste pudiera significar la victoria para su superior.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 27, 2013 7:24 pm

Mientras disparaba comenzo a entender las motivaciones de la joven a su lado, esa forma de ser tan rapida de mente, tan nerviosa para ciertas cosas y tan calmada para otras. Si esa era su forma de entrenar era comprensible, un entrenamiento que llevaba al limite de lo dificil para que al llegar a la hora de la verdad el miedo fuera tan solo un recuerdo del pasado, un mal de sabor de boca mientras entrenabas.

De pronto un sonido a su lado llamo su atencion, mientras ella no dejaba de disparar, bala tras bala, oyo como la joven Haruko estornudaba con fuerza deteniendo sus disparos por un instante que parecio una eternidad, tan solo esos escasos segundos que diferencian la victoria de la derrota.

El rifle ya casi no pesaba en sus manos, casi no sentia el peso extra de las balas en el cargador por lo que entendia que estaba a punto de ganar aquella competicion aunque fuera gracias a un pequeño problema tecnico por parte de la pelirosa. Dicho y echo las ultimas balas salieron de la recamara del FAL sonando el clasico click que se oye en las armas al quedarse sin balas.
Con un rapido movimiento dejo su arma a un lado junto a la carga explosiva a la que le quedaban poco menos de diez segundos, con lo poco que le habia enseñado la practica apreto el boton que detenia el contador mientras retiraba un par de cables haciendo que la bomba se desactivara definitivamente tras un pitido.


Bueno, aunque ha estado reñido creo que la victoria ha sido para mi ¿No crees? dijo mirando a su compañera con una sonrisa, sintiendose igual o mejor que despues de hacer entrenamiento en la sala superior ¿Sabes que te digo? Que aunque hayas perdido te invito a comer algo ¿Que me dices?

Se quedo alli mirando a la joven con una sonrisa, sintiendo que definitivamente aquella chica habia llamado su atencion, no le quitaria el ojo de encima porque podia ser tanto una fuerte aliada como un peligro potencial, pero estaba segura de que el sentido de la joven pelirosa tiraria mas por lo primero.


- Bueno, ¿Que hacemos ahora? ¿Prefieres pasar a la sala de bombas o hacemos una pausa y vamos a comer algo? Aunque sea para dejar metralla - dijo riendo mientras miraba a Haruko

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 29, 2013 10:06 am

Tal y como era de esperarse, el estornudo causó que perdiera unos segundos valiosos para poder ganar la prueba, ahora tendría que invitar a comer a Silvia si terminaba antes; no importaba ya, lo que quería ahora era terminar su cargador, incluso cuando esos segundos perdidos decidieron quien sería la ganadora y quien la perdedora al menos podría ver cuánto tiempo le tomaría descargar toda la munición para poder darse una idea de cómo la usaría en el combate.

Los siguientes segundos pasaron, y el arma seguía disparando, pero su atención se vio llamada a otro lado, pues el sonido del cargador vació sonó a su derecha, Silvia había logrado terminar el cartucho del arma antes que ella, nada más le quedaba desactivar la carga; repentinamente, recordó algo que solía hacer cuando ponía una carga, era una especie de manía suya para saber quién se atrevía a desactivar sus cargas, pero Silvia no estaba enterada de ello, y podría hacer que se molestara un poco, por lo que comenzó a disparar todavía más rápido para poder terminar el cargador.

Un par de segundos después se terminó su cargador, Si no hubiera estornudado hubiéramos terminado al mismo tiempo... Pensó, pero después dejó el arma a su lado e intentó detener a Silvia de desactivar la carga; claro que era demasiado tarde, ella había hecho lo que le se le enseña a los agentes para desactivar cargas, justo lo que no debía hacer para una puesta por Haruko.

¡Alejate Silvia! Ignorando un poco lo que le dijo extendió ambas manos al frente para empujarla y poder alejarla de la carga, la cual explotó, pero en lugar de ser una explosión como se esperaría que destruyera una parte del complejo así como ambas oficiales lanzó pintura de varios colores a su alrededor, manchando la ropa de Silvia, claro que no tanto como la que traía la pelirosa al estar tan cerca del explosivo, ella esperara que no se molestara por eso, así que intentó hablar tranquila, pero comenzó a sentirse nerviosa; ya la habían regañado muchas veces por hacer esas cosas, pero esta era otra personas que no conocía mucho sobre ella, tenía que intentar decir algo para remediar el efecto.

D...disculpa Silvia...es una costumbre mía...como en la otra base la gente solía desactivar mis cargas y arruinar mis explosiones y experimentos siempre le coloco un sistema para que "marque" a quien hace eso...de esa forma sabía quién era la persona responsable por desactivar mis cargas...y olvidé que lo activé ahorita...y está programada para lanzar si se desactiva de alguna forma distinta a la que yo lo hago...

Lo último lo dijo con un tono más bajo de voz, pues no sabría qué más decir, así como sus nervios comenzaron a mostrarse un poco más; puede que sea de lo más espontánea e impredecible, pero prefiere conocer mejor a alguien antes que demuestre completamente como es.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 29, 2013 3:50 pm

La confusion duro tan solo un instante, basto una corta mirada a Haruko para saber que habia pasado, el explosivo habia reventado liberando una nube de pintura en todo lo que abarcaba el radio de la explosion. Incluso aunque Haruko la habia separado tan rapido como pudo vio como parte de su ropa estaba manchada con pintura de varios colores, como si hubieran estado en un campo de paintball.

Con una mirada seria se quedo mirando el explosivo plastico, con colores de todo tipo goteando hacia el suelo, veia la cara de pena de Haruko mientras se disculpaba, en verdad aquella chica era una caja de sorpresas, al menos aquella pequeña broma no habia causado ningun daño permanente, tan solo a la ropa, la cual se podia cambiar sin demasiados problemas.


- ¿Con esto marcas a quien intenta desactivar tus bombas? ¿Acaso ponias bombas donde no debias? - pregunto mas por curiosidad que por otra cosa, no es aquella broma la hubiera enfadado en realidad. - ¿Nunca has pensado que alguien podria salir herido de algo asi? Habia oido hablar de bombas que explotan si las desactivas, bombas que explotan si las mojas ¿Pero una bomba que explota lanzando pintura? Eso es nuevo para mi.

Poco a poco iba relajando su tono, pasando su mirada de su subordinada a la carga explosiva, viendo el reguero que habia causado con aquella cosa, pensando que antes de continuar la joven debia cambiarse de ropa.

- Espero que hayas traido un repuesto de ropa - dijo mirando como gran parte de la ropa de la pelirosa estaba manchada en multicolor - Tenemos unas duchas arriba donde podras quitarte la pintura de la piel, pero en lo referente a la ropa lo suyo seria dejarla en la lavanderia o algo.

Para tranquilizarla coloco su mano sobre el hombro de aquella joven, mirandola directamente a los ojos, sin enfado, sin enojo, tan solo mirandola con aquel ojo azul que parecia mirar mas alla de ella.


- Solo una cosa, la proxima vez que hagas algo por el estilo avisa, se que es divertido y todo eso pero necesitamos que nuestros efectivos se centren un poco. Aunque admito que en combate esto puede ser bastante util, como metodo de distraccion puedes colocar bombas de estas para que los enemigos vayan a retirarlas y acaben manchados o similar, puede que no los mate pero evitara que sepan enseguida donde esta la bomba real y marcara a aquellos con conocimiento de explosivos ¿Que te parece?

Como habia aprendido desde que salio de su prision personal, de los errores tambien se puede aprender grandes cosas, muchas habia fallado al encontrarse sola en un mundo tan grande y aquello le habia servido para ser quien era ahora.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 29, 2013 4:46 pm

Algo extraño sucedía, su superior no parecía tener una expresión de enojo, más bien tenía una cara seria, muy seria, a los ojos de Haruko parecía como si fuera un juez lista para dar una sentencia, la cual sería una reprienda que probablemente tendría un regaño y no dejarle tomar misiones por los siguientes días, o al menos hasta que encontraran algún uso a su personalidad y habilidades, como lo habían hecho en la otra base.

Lo siguiente que dijo, al menos la parte de "Eso es nuevo para mí" sonaba más como un cumplido que un regaño, lo que le permitió sentirse un poco halagada y no se sintiera tan nerviosa como hace un par de segundos, logrando así poder hablar un poco más tranquila.

Bueno...hasta a ti te ha sorprendido...creo que no son tan malas...además, si te lo decía antes no hubieras tomado tan en serio el juego...pero igual, solía ponerlas de juego, nada más iban a soltar algo de confeti y serpentinas para engañar a los demás, pero siempre llegaba alguien y las desarmaba, por lo que decidí implementar ese sistema para así saber quién era el osado que hacía tal cosa...pero ver sus rostros al darse cuenta que había una carga de C4 en la oficina era de lo más entretenido al no tener algo que hacer...

Después de hablar sonrió levemente, ahora ella se veía menos seria y más comprensiva, notó que estaba viendo el regadero de pintura que se había hecho por la carga no letal que colocó y había sido accionada; en cuanto le preguntó sobre el cambio de ropa ella asintió un par de veces, pues como estaba acostumbrada a ser manchada por pintura se había asegurado de tener cambios de ropa, claro que lo hacía una vez al día, o 3 por semana para evitar gastar dinero en una lavandería, estaba consciente ya que habían regaderas para poder quitarse la pintura de lapiel así como un lugar para mandar a que lavaran la ropa, pero de pronto, su atención fue llamada nuevamente, Silvia estaba comenzando a hablarle, parecía algo muy importante, y así era; había notado el uso de tal "broma" en un campo de batalla, serviría para distraer a la gente y dejarles una sorpresa como había dicho, tenía sentido, pero nadie antes se había tomado la molestia para ver cosas así, preferían regañarla por ser tan "impredecible" e ir a limpiar sus ropas después del ejercicio; eso provocó que se notara un brillo en sus ojos, pues se sentía un poco emocionada tras imaginar la idea, tenía mucha lógica, tendría que usarla a futuro de ser posible para completar una que otra misión.

Le tomó la mano que tenía en su hombro y la presionó con algo de fuerza, transmitiendo así la emoción que sentía por lo que le dijo, en verdad jamás se habían tomado el tiempo de decirle algo así, por lo que se sentía más emocionada que cuando estaba en la competencia para ver qué persona disparaba más rápido, y con una sonrisa que denotaba alegría exclamó emocionada.

¡Eres la primera persona que me dice algo así, intentaré usar eso en alguna misión a la que se me asigne, muchas gracias Silvia!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 29, 2013 5:25 pm

Silvia no pudo sino evitar sonreir ante las ultimas palabras de la joven, podia sentir su emocion solo teniendo su mano colocada sobre el hombro de la pelirosa, aquel apreton sobre su mano, aquellos ojos llenos de emocion que la miraban, definitivamente aquella chica le caia bien.

- Mira, ¿Que te parece si vamos a quitarnos esto de encima y pasamos por la cafeteria? Con todo esto de disparar y pensar en una bomba que soltaba pintura me ha entrado hambre ¿Sabes? - dijo sonriendo mientras se separaba unos pasos de la pelirosa - Es mas, como te dije antes de que esto hiciera un estropicio te pago yo la comida. Aunque yo haya ganado me apetece invitarte, guardamelo para otra ocasion que no tenga dinero para comida ¿Vale?

Siempre con una sonrisa le dio la espalda a su subordinada desapareciendo un momento para volver al rato con un par de esponjas y un cubo lleno de agua. No pudo evitar sonreir al ver la cara de Haruko ante aquello mientras dejaba el cubo en el suelo y le pasaba una esponja

- ¿Que? ¿Te pensabas que nos ibamos a ir sin limpiar? - pregunto mojando la esponja - Si fuera en la sala de explosivos vale pero aqui la gente quiere ver pulcritud, quieren que esto se vea limpito y pulido -

No tardaron demasiado en quitar los restos de pintura de aquella broma de bomba, con un suspiro de alivio Silvia tiro la esponja que habia pasado de ser amarilla a ser multicolor dentro del cubo con un agua de un color indeterminado debido a la limpieza.

- ¿Ves? Ahora tengo mas hambre que antes - dijo colocando una mano sobre su barriga - Vamos a las duchas y asi de paso te sigo enseñando esto ¿Si? Luego si lo deseas podemos volver a la sala de explosivos.

Esto ultimo lo dijo dando un amistoso golpe en el hombro de la pelirosa, mientras esperaba su respuesta para seguir enseñandole aquel sitio y de paso que ambas fueran a las duchas, aunque a Silvia se le iria aquello con un poco de agua del lavabo, la ropa era otro cantar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 29, 2013 5:48 pm

Notando la sonrisa que usó Silvia como una respuesta a su emoción ella asintió un par de veces todavía emocionada, y una vez terminó de escuchar lo primero sintió cómo su estómago comenzaba a hacer ruidos, no había comido algo desde que llegó ahí, por lo que su rendimiento también se vería afectado si pasaba más tiempo sin comer algo, y lo mejor sería que le invitarían la comida a pesar de no haber ganado el encuentro; al no poder contener más su emoción, alzó ambos brazos en señal de victoria, no tendría que pagar la comida y además ha sido capaz de mostrar en más de una forma cómo es su personalidad y lo impredecible que puede ser cuando quiere.

¡Me parece perfecto, comeremos algo delicioso Silvia!

De pronto su exclamación se vio interrumpida al ver que ella regresaba con una cubeta y unas esponjas, se sintió sorprendida al principio, y luego su expresión cambió a una de cansancio, pues algo que no le gustaba mucho era limpiar su desastre, era casi como una niña que jugaba en el lodo y no quería bañarse después de hacer eso por la flojera que le daría hacer tal cosa, y al escuchar la pregunta de su contraria asintió una vez mientras suspiraba algo cansada, nosmalmente lo hacía, pero no hacía un buen trabajo y prefería dejar a alguien más que limpiara su desorden, pero Silvia no cambiaría de expresión, así que no había de otra más que limpiar el desastre que había causado su broma.

Una vez terminaron ella podía sentir cómo su estómago comenzaba a rugir con más fuerza, eso había agotado sus últimas reservas de energía, sería mejor que comieran algo lo antes posible antes que comenzara a sentirse fatigada por la falta de alimentación.

Está bien, vayamos a las duchas, luego tenemos que ir a comer antes que me de más hambre a mí también...y luego volvemos para ver la sala de explosivos.

De pronto sintió un golpe en su hombro, pero no era uno que se le da a alguien cuando quieres buscar problemas, era del tipo que se le dan a un camarada, un compañero de armas, de equipo, un amigo, esto hizo que se sintiera más feliz, pues eran raras las ocaciones que alguien hacía eso, por lo que se sintió impulsada a contestarle de la misma forma y asintiendo un par de veces, completamente preparada para ir a las duchas y quitarse la pintura del cuerpo, era algo bueno que la pintura que usaba se quitara rápidamente, o jamás podrían salir de ese lugar; ya le había pasado un par de veces en el pasado, por usar pintura equivocada se la pasó mucho tiempo con algo de pintura residual, que con el tiempo se quitó, pero dejó un recuerdo en su mente de qué tipo de pintura sería mejor evitar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Vie Ago 30, 2013 4:24 am

Con un asentimiento hizo un movimiento con la cabeza mientras comenzaba a caminar arrastrando a Haruko pasando su brazo derecho por el cuello de la joven mientras caminaban por los pasillos llenas de pinturas y con una mirada de niños que han echo una travesura de las gordas.

Silvia le fue enseñando los pocos sitios que le quedaban por enseñar a Haruko mientras caminaban con algo de prisa intentando evitar las miradas curiosas de aquellos policias que se cruzaban en su camino, posiblemente al principio les extrañara ver a una joven pintada hasta las cejas, pero a medida que pase el tiempo y vean cada vez mas a la pelirosa pintada de aquella manera tan hippie.

- Bueno, seguro que al final acabaran acostumbrandose ¿No? - dijo sonriendo mientras entraban en las duchas y taquillas. Se trataba de una habitacion dividida en dos, separando hombres y mujeres, con filas de taquillas con las mudas de ropa de los policias, con el numero de placa de los policias en las taquillas para que cada uno supiera que taquilla les pertenecia, ayudaba a que no se confundieran y a que de paso se aprendieran su numero de taquilla - ¿Te sabes tu numero de placa? Tienes que buscar la taquilla con tu numero y coger las cosas de dentro.

Sabiendo ya donde estaba la suya se dirigio alli para coger ropa limpia y sin pintura, esperando que Haruko supiera donde encontrar la suya, mirando aquella ropa de color azul que solia llevar, algo diferente a la del resto. Mas liviana y facil de manejar, perfecta para alguien como ella que se movia por entre los enemigos con velocidad, para alguien como su compañera de pelo rosa necesitaria posiblemente algun tipo de ropa ligeramente mas pesada, para protegerla de los disparos y las explosiones.

Cogiendo la ropa y cerrando la taquilla se acerco a la joven para ver si habia descubierto cual era su taquilla, si no era asi tendria que ayudarla a buscar, no podia dejarla asi durante todo el dia, aunque seguramente para sus otros superiores hubiera sido un castigo perfecto.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Vie Ago 30, 2013 10:54 am

Uno que otro oficial que estaba pasando por los pasillos les miraba fijamente, pues era cierto que nunca se esperaban ver a un par de oficiales, las que se supone han sido entrenadas y puestas bajo presión para "eliminar" sus personalidades y hacerlas actuar de una manera más seria, cubiertas de pintura cual niñas pequeñas que habían jugado en el lodo durante toda la tarde; ese tipo de miradas ya no parecían afectarle a la pelirosa, pues ya se había acostumbrado a que le miraran de esa forma en la otra base, incluso se atrevía a saludar a las personas que pasaban moviendo su mano como una niña emocionada por conocer gente nueva, después de todo se había podido sentir más segura ya que Silvia no le regañó por lo sucedido.

Deberías probar algún día estar cubierto de pintura, es realmente interesante, quizás hasta te gusta.

Le dedicó esas palabras a la gente que les miraba fijamente, claro que después de negar con la cabeza y mirar a otro lado para seguir con lo suyo les dejaban pasar sin problema alguno, ¿quién hubiera creído que su superior fuera tan flexible como para actuar de esa forma junto con ella?, ciertamente, Haruko nunca habría creído que encontraría a una persona como ella tan fácilmente, ahora nada más tendría que trabajar para que no se perdiera la amistad que había sido capaz de hacer con Silvia.

Caminó con el brazo de Silvia alrededor de su cuello, no parecía molestarle que hiciera eso, pues parecía ser algo ya natural entre ellas dos, más cuando harán algo interesante como caminar a través de la base como si hubieran salido de una galería de arte abstracto; miraba con interés los distintos lugares del lugar que quedaban por ver, hasta que llegaron al área donde se encontraban las regaderas y los cambios de ropa, y cuando escuchó la primera pregunto asintió un par de veces mientras sonreía; de pronto le preguntó sobre su número de placa, ella recordaba unos cuantos números que le había dicho Saki al llegar, pero no se tomó la molerstia de anotarlos pues estarían en la identificación que le entregó, claro que como no conocía mucho el lugar se sintió perdida por unos segundos y caminó a través del lugar para buscar la taquilla que le había dicho, pero no podía recordar bien el número, así que se quedó mirando alrededor un rato; en cuanto volteó a ver a Silvia, ella ya tenía la ropa que había sido guardada, completamente limpia y lista para ser usada, pero ella seguía sin encontrar su taquilla, así que en cuanto Silvia volteó a mirarla ella dijo mientras reía un poco y se llevaba su mano derecha a la parte trasera de su cabeza.

No encuentro la mía Silvia... ¿Podrías ayudarme por favor?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 31, 2013 10:51 am

Silvia no pudo sonreir al oir las palabras de Haruko y ver su rostro avergonzado por no recordar el numero de su placa, era algo digno de verse, su pelo rosa, su rostro algo sonrojado y su ropa completamente llena de pintura de arriba a abajo.

- No te preocupes, de todas maneras lo hacia tan solo por fastidiarte un poco, me imaginaba que no sabrias tu numero de placa - dijo sonriendo mientras se acercaba a un cartel en la pared con el numero de taquilla de los nuevos. - ¿Ves? Si alguna vez te vuelves a olvidar solo tienes que mirar en este papel de aqui

Con velocidad busco el nombre de Haruko y observo su numero de placa, segun ponia alli se encontraba en las taquillas del centro, luego de ahi tendrian que buscar. Con un movimiento de cabeza para la pelirosa comenzo a moverse hacia donde segun el cartel se encontraba su taquilla. Con una mirada de concentracion Silvia fue pasando su dedo indice por el sitio donde se encontraba el numero de taquilla hasta que dieron con la de Haruko


- Aqui la tienes, no olvides al menos el sitio donde se encuentra ¿Vale? - dijo Silvia apuntando hacia el numero en cuestion - Ahora mismo la taquilla esta sin numero de bloqueo por lo que tendras que poner uno para que nadie la use sin querer.

Para darle un poco de intimidad se dio la vuelta pasando la mirada por todas aquellas taquillas, pensando en cuando la policia estaba en su apogeo, el silencio era lo unico que no se oia en la central, todos los policias en movimiento sin detenerse en ningun momento, todos haciendo algo para salvaguardar la seguridad de la ciudad. Por desgracia ella nunca habia visto aquello, tan solo se lo habian contado, cuando ella llego ya apenas quedaban policias, habiendose jubilados o muertos en acto de servicio. El numero de mafioso-policia era cada vez mayor por parte de los primeros, los policias eran como una especie en peligro de extincion, pero eso no los hacia mas debiles, mas bien todo lo contrario, los hacia mas duros, se negaban a desaparecer antes de llevarse consigo cuantos mas enemigos mejor, para hacer de aquella ciudad un lugar mejor.

Mientras todos estos pensamientos rondaban por su cabeza esperaba con paciencia a que Haruko pusiera su numero de taquilla para ir a las duchas, separada una de otra por paredes y cortinas para dar mas intimidad a los policias y en el caso de los hombres para que a ninguno se le cayera el jabon. Recordaba aquel chiste por parte de uno de los Straikers mas jovenes mientras tomaban unas copas tras el trabajo, aunque dudaba que fuera por ello.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 31, 2013 7:58 pm

Podía notar que una sonrisa se dibujaba en el rostro de su superior, no parecía estar molesta o algo por el hecho que no supiera su número de placa para tomar su ropa limpia, más bien parecía estar disfrutando de verla un poco apenada, como si fuera una especia de espectáculo, pero bueno, tendría que acostumbrarse a eso, después de todo Silvia también tendría que acostumbrarse a seguirle la corriente cuando juega con sus explosivos; Después comenzó a hablar y le indicó que era una manera de fastidiarla un poco, así que pudo bajar su brazo y sonreír, pues también le había hecho un poco de gracia imaginar su rostro al decir que no sabía su número, asintió un par de veces y se acercó a la hoja para revisar el número, no le tomó más de unos segundos encontrar su apellido anotado en esa hoja de papel y posteriormente revisar el número, esta vez se aseguraría de memorizarlo, probablemente se lo pedirían en algún otro momento.

Al notar el movimiento de cabeza de Silvia, ella la siguió hasta el lugar donde tendría que estar su ropa, entonces esperó a ver si ella daba con la taquilla, cosa que no tomó mucho tiempo, pues la encontró rápidamente, y con un rápido escaneo con su mirada, intento memorizar también el lugar donde se localizaba la taquilla, ahora podría tomar su cambio de ropa y poder ir a comer una vez se haya quitado la pintura de encima, y cuando Silvia le indocó que tendría que pensar en un número para bloquear la puerta y evitar que alguien metiera mano ella comenzó a pensar en qué combinación podría usar, tendría que ser una sencilla de recordar pero difícil de adivinar para que no le hicieran una broma.

Muy bien Silvia, no te preocupes, yo pondré una...claro que primero voy a tomar mi ropa y despuésla pondré.

Al terminar de decir eso, le sonrió alegre, entonces ella se dio la vuelta para darle un poco de privacidad, fue en ese momento que abrió la taquilla y miró en su intetior, tomando unas piezas de ropa, eran de un color oscuro, perfecto para esconderse en lugares donde la oscuridad reinara, así le ayudaría a plantar explosivos sin que la miraran, pero también eran un poco pesados, más que nada era por lo gruesa que era al estar pensada para resguardar de daños contra bombas y explosiones que salieran mal; no notó que Silvia estaba pensando a su lado, pues se quedó imaginando en qué situaciones podría usar tal vestimenta, pero después de unos momentos cerró la taquilla y presionó unos números que serían la combinacion que necesitaria para evitar que alguien usara su lugar sin permiso.

Bip bip bup bip bop

No pudo evitar hacer esos sonidos mientras presionaba 4 botones y la taquilla quedaría asegurada con esa nueva contraseña, pero Silvia estaba metida en sus pensamientos todavía, no parecía que hubiera escuchado lo que dijo al presionar esos botones, "¿qué podría ser tan interesante que tiene toda la atención de Silvia?" Eso fue lo que pensó en ese momento, pero después de mirarla fijamente a ver si su mirada le llamaba la atención decidió acercarse para poner su mano derecha sobre el hombro izquierdo de Silvia y así llamar su atención mientras sonreía y le decía.

Ya tengo mi cambio, ¡vayamos Silvia!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Lun Sep 02, 2013 4:17 pm

Mientras estaba esperando a que Haruko apuntara su nueva clave oyo como a su espalda hacia el sonido de pulsar unos botones, como una niña pequeña. Era increible como con su habilidad para los explosivos tuviera aquella personalidad. O tal vez no tanto teniendo en cuenta que su personalidad se parecia mucho a los explosivos que tanto amaba, una personalidad activa y rapida presta a una sonrisa si se sabia como tratarla.

Ya tengo mi cambio, ¡vayamos Silvia! dijo la voz de la pelirosa en su espalda a la vez que sentia su mano tocarla con suavidad como para llamar su atencion. Con calma la albina se giro sonriendo para corresponder el gesto en el hombro contrario a la vez que la guiaba por el monton de taquillas hasta una zona al fondo de la sala.

Divididas por una pared de losetas y una pequeña cortinilla las duchas de aquel lugar daban un toque de intimidad a los integrantes de la policia, con un rapido movimiento de su mano Silvia le mostro a Haruko donde podia dejar su ropa para que no se mojara y le enseño el lugar donde se encontraban las toallas.

Recuerda todos estos sitios para cuando te manches de tinta, seguro que al final te acabas acostumbrando dijo con una sonrisa quedando cada una frente a una ducha Si necesitas algo estare aqui al lado, aunque no me llames para que te rasque la espalda.

Esto ultimo lo dijo mientras reia un poco entrando en la ducha que habia elegido, quitandose la ropa manchada de pintura para luego colocarla en la cesta para lavanderia, depositando el parche sobre la ropa limpia, por suerte este no se habia manchado demasiado
Con rapidez se desvistio entrando bajo el agua aun fria, dejando que se enfriara sobre su cuerpo cerrando su unico ojo mientras el agua empapaba su pelo y el resto de su cuerpo, limpiando lo poco que la bomba la habia manchado, pensando en todo lo que Haruko tendria que limpiar en comparacion con ella, aunque la pintura no parecia especialmente dificil de quitar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Lun Sep 02, 2013 11:57 pm

Notando que Silvia había puesto su mano en su hombro y así corresponder su gesto, ella asintió un par de veces, su mirada reflejaba alegría y parecía dar la apariencia de ser infantil por la forma en la que solía actuar, pero no era porque tuviera esa mentalidad, más bien había crecido de una manera curiosa, su afición por los explosivos le hicieron que comenzara a pensar como una carga de C4, o en ocasiones como una dinamita, tan impredecible y capaz de dañar a todo mundo que la manipula si no se le trata con el debido cuidado, claro que tomaba eso de modo figurativo, no era como si quisiera explotar y causar un gran desastre, a menos si la situación no lo requería.

Comenzó a caminar junto con Silvia al área de las duchas, éstas parecían estar en perfecto estado y bien planificadas, permitían tener intimidad y hacer cualquier cosa con la confianza que no estaría alguien observándole, una cortina le aseguraba eso, claro que no era como si alguien le fuera a espiar, pero sería tan extraño enterarse que una persona se le quedara viendo mientras se bañaba, al menos es sería como una escena de una película... Pero faltaría una persona con un cuchillo...y tendría que gritar muy fuerte si algo así sucediera... Pensó Haruko mientras miraba las cortinas, pero la voz de Silvia le trajo de regreso a la realidad, le mostró donde se ponía la ropa para que no se mojara así como unas toallas, así que rápidamente se dirigió a ese lugar y dejó la ropa para luego tomar una toalla.

Seguramente te acostumbrarás a estar cubierta de pintura Silvia, así que vendremos aquí con mayor frecuencia.

Estuvo a punto de continuar hablando, pero lo segundo que le dijó provocó que sus mejillas se pusieran un poco rojas, había logrado hacer que se sintiera un poco avergonzada por esa broma, claro que intentó disimularlo con una risa, y luego entró a la ducha, quitándose la ropa y poniéndola en una canasta que estaba estratégicamente colocada fuera del cubículo; abrió una de las llaves, sin darse cuenta que era la fría, y justo en el momento que el agua fría entró en contacto con su cuerpo dio un salto hacia atrás sorprendida, pues no estaba preparada psicológicamente para tal temperatura.

¿Crees que podrás conmigo?, ahora te demostraré mi poder

Parecía estar hablando con el agua, como su fuera una especie de enemigo final que se había aparecido y se dio el objetivo de derrotarle sin importar el costo, así que entró nuevamente a la regadera, mientras exclamaba con todas sus fuerzas, tanto que cualquiera que pasara fuera de los vestidores sería capaz de escucharla, era como si estuviera dando un grito con el que se ayudara a darse fuerza y poder, como los héroes que miraba en programas de televisión al enfrentarse contra un rival poderoso, claro que nada más tendría que aguantar hasta que el agua caliente comenzara a salir para evitar que la temperatura de su cuerpo descendiera bastante, había abierto ya la otra llave para asegurarse que saliera el agua adecuada; aunque ya parte de la pintura que estaba en su cuerpo comenzaba a diluirse, una gran idea haber elegido ese tipo de pintura para evitarse horas en un mismo baño, nada más tendría que preocuparse por lavar bien su cabello, pues si no lo hacía este terminaría un poco tieso al secarse por la pintura, algo que no le gustaba mucho, pues así no disfrutaría de la brisa que liberaba una carga al explotar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Mar Sep 03, 2013 6:17 am

Mientras el agua recorria su cuerpo le parecio oir a su lado como Haruko se quejaba por el cambio de agua, de frio a caliente. No pudo evitar sonreir al imaginarse a la joven como un niño pequeño que se niega a entrar en la ducha por que no le gusta el agua, quejandose y gritando. Era bastante divertido imaginarla como una niña que peleaba con el agua.

Pasados unos minutos comprobo que aquella pintura habia desaparecido sin dejar rastro, su pelo ya limpio y su piel blanca una vez mas, carente de pinturas que la hicieran parecer una hippie o similar.
Cogiendo la toalla salio de la ducha secando su pelo y su cuerpo, haciendo el mayor tiempo posible para que la joven pudiera quitarse toda la pintura que la habia salpicado, colocandose el parche primero para comenzar a vestirse con el traje marron que no le gustaba llevar en la comisaria, un traje que tenia un oscuro pasado sobre el, aun si se guardaba silencio decian se podian oir las almas de los policias atrapados en aquella tela. Menuda tonteria, Silvia llevaba aquella ropa con algo similar al orgullo, habia pensado en utilizar aquella, llamemosla maldicion, para ayudar a los policias a encontrar la paz.

Ya con la ropa puesta y el parche fuertemente atado sobre su ojo salio de la ducha tirando el resto de ropa en un cesto para lavanderia junto con la toalla, acercandose a la ducha de Haruko y carraspeando con fuerza para llamar su atencion.

¿Te falta mucho? No es por meterte prisa pero a este paso se van a llevar todos los bocadillos buenos dijo apoyando su espalda en las baldosas del baño mirando hacia las taquillas, esperando a ver si la joven decidia salir

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Mar Sep 03, 2013 10:55 am

Pasados unos segundos, el agua de la regadera ya era tolerable, se sentía agradable y podía remover la pintura sin problema alguno, era como los tiempos en la otra base, terminaba manchada de pintura y se iba a darse un baño, aunque aquí no le estaban regañando por actuar tan "inmadura" como le decían en esos lares, aquí más bien estaba pasando un buen rato y podía conocer a su superior, podría decir que el día iba bastante bien, había logrado pasar satisfactoriamente la prueba física al ganar, y luego pasaron a una competencia de tiros, incluso cuando perdió y terminó manchada de pintura, había valido todo la pena, pues como había planeado con anterioridad, la pintura ya se estaba quitando.

Un par de minutos después, la pintura se habría ido del cuerpo de Haruko, ya no quedaban rastros de ésta, incluso su cabello estaba completamente limpio, no había rastro ya de esa pintura, eso le recordó un día que por andar experimentando probó una pintura que había encontrado por ahí, no importaba cuantas veces se tomara un baño, no se iba, parecía que iba a quedarse con una marca permanente, pero por suerte con el tiempo se fue removiendo, parecía que no había pintura que fuera totalmente permanente, pues dadas las condiciones todas se quitaban de una forma u otra, como decíanp or ahí, "hay más de una forma de despellejar un gato".

Cerró la llave del agua, y tomó la toalla para poder secarse y así poder vestirse, notó también que su superior ya había terminado, bueno, como no estaba tan manchada como ella, sería más rápido, para esos momentos lo más seguro era que Silvia ya hubiera terminado de vestirse, y no estaba equivocada, pues justo escuchó a Silvia decirle que se llevarían los bocadillos bueno,s no podía permitirlo, tenía que llegar antes que se llevaran lo mejor; incluso cuando no sabía qué vendían, puede que haya algo bueno y por estar pensando y recordando se lo llevarían, así que como alma que se lleva el diablo terminó de secarse y tomó la ropa seca para vestirse lo más rápido que pudiera; estuvo cerca de carse en dos ocasiones, pero por su buenos reflejos logró sostenerse de una pared y asi, en un tiempo récord de 2 minutos y medio, luego dejó la toalla en el mismo lugar que la ropa y salió rápidamente junto con Silvia.

¡Ya, ya está, vamos a comer antes que se lleven la comida buena Silvia!

Hablaba como una niña emocionada por ir a un parque de diversiones o una juguetería, pues con el hambre que tenía en ese momento un lugar para comer sería como una "tierra prometida" para ella.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Jue Sep 05, 2013 7:45 pm

Claro, ven sigueme dijo golpeando su hombro con amistad, como si se hubiera vuelto su saludo particular y comenzando a caminar fuera de aquel lugar.
En los pasillos la gente las miraba, pero ya no como antes que las miraban con una mezcla de sorpresa y curiosidad mal contenida, ahora las miradas eran mas tranquilas, tan solo las miraban al pasar, algunos saludaban y otros pasaban de largo mirando al horizonte.


¿Ves? No son tan malos en el cuerpo, es tan solo que ver a dos chicas pintadas de arriba a abajo en pintura hippie pues... dijo con una sonrisa mientras salian de la seccion de Straiker para ir hacia la cafeteria, un lugar bastante espacioso, con mesas donde los policias podian sentarse y comer algo, era una medida bastante curiosa. Hacia que aquellos que tuvieran que quedarse horas en la central no tuvieran que salir fuera. Bueno, no es que tengan mucho. Pero al menos no tenemos que ir demasiado lejos, ni nos miraran mal por ser policias. Ocurre muchas veces, demasiadas

Silvia paso su mirada por el lugar, vacio a aquella hora, posiblemente todos estuvieran con papeleo o patrullando las calles de la ciudad, no habian recibido ningun informe importante pero nunca estaba de mas la seguridad en las calles, los civiles lo agradecian.
Con paso seguro se acerco a la barra pidiendo un bocadillo para ella y esperando a que Haruko pidiera el suyo, mientras observaba un poco mas a aquella joven de pelo rosa, cuanto mas supiera de ella mejor en el campo de batalla, su pasado era lo de menos, importaba como se comportara, como era de personalidad, su forma de estar de pie y moverse. Asi sabria donde colocarla en caso de que le tocara trabajar con ella.


¿Nos sentamos? dijo una vez que vio que la joven ya habia pedido acercandose a una de las mesas y echando hacia atras la silla, sentandose y colocando los brazos cruzados en la mesa, apoyando todo su peso alli para mirar de cerca a Haruko.

Y disculpa que te pregunte ¿Como eres tan buena con los explosivos? Se que es una pregunta un poco tonta, pero me resulta intrigante como sabes preparar los explosivos de esa forma. Es... fascinante, si me permites decirlo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Vie Sep 06, 2013 2:15 pm

Una vez más, Silvia le había golpeado el hombro, ahora parecía como un saludo entre ellas como de amistad a su parecer, así que le contestó de la misma forma y la siguió fuera del lugar, en efecto, la gente ahora parecía ser más amigable y no las miraba con curiosidad, incluso le saludaron, así que no dudó en devolver el saludo alegre mientras llegaban a la cafetería; Haruko ya había recibido un poco de castigo por quedarse sin comer, pues sentía su estómago gruñir con mayor fuerza, sería mejor que llegaran cuanto antes a la “tierra prometida”.

Después de unos minutos más llegaron a lo que parecía ser una cafetería, mucho más grande la que había en la otra base, hasta tenía sus mesas, en la base era algo como una tienda en la que comprabas lo que querías comer y te alimentabas de pie, no había mucho presupuesto ahí como hay ahorita por lo que parece, Silvia comenzó a hablarle y decir que no era mucho, claro que para ello representaba bastante, nunca había visto un lugar con tantas mesas, podía verse el brillo en sus ojos de emoción al llegar y dejar que el aroma de la “tierra prometida” llenara sus pulmones, entonces le contestó alegremente.

¡Pero claro que es bastante!, tienen sus mesas y un lugar amplio para poder disfrutar de sus alimentos, no teníamos cosas así en la jefatura.

Con una alegre risa ella terminó de hablar, luego Silvia fue a pedir lo que quería para comer, y después de ella Haruko pasó, no podía decidir rápido entre todo lo que había, así que se quedó pensando un poco más de tiempo, tanto que comenzaron a llegar más oficiales y a crearse una fila detrás de ella con personas hambrientas; pasaron probablemente cinco minutos hasta que al final se decidió y pidió lo que quería para comer, entonces siguió a Silvia para sentarse y esperar a que les llevaran sus bocadillos, la pelirosa se sentó tranquilamente, pero por alguna extraña razón parecía que su mirada solía perderse un poco en otras cosas, como un bicho que volaba por ahí, o algo en el techo, algo distraída pues no tenía mucho en qué poner su atención hasta que llegara su alimento; entonces Silvia le hizo una pregunta, que le dejó pensando por unos segundos, pues tenía que explicarle qué tan buena era con los explosivos, pero también le halagó al decirle que tenía una manera fascinante de preparar los explosivos, por lo que no pudo evitar sonreír alegre mientras llevaba su mano derecha a la parte trasera de su cabeza.

Bueno, sé que es una manera curiosa…y todo se remonta al día en el que probamos con explosivos y armas pesadas para los entrenamientos, como no destacaba mucho en las otras áreas los supervisores pensaron que sería un “caso perdido”, pero bueno, me terminaron gustando bastante las explosiones desde que nos dieron una plática teórica de cómo funcionaban, por alguna razón me dieron ganas de ver cómo sería en la vida real, así que cuando volamos varias cosas me sentí muy emocionada y tuve las ganas de probar con más explosivos y armas pesadas, era la que más destacaba en esos dos ámbitos…aunque por mi personalidad pensaban que parecía una bomba de tiempo que explotaría en cualquier misión por la emoción de hacer las cosas como me parecían…por eso y porque les di razones para que pensaran así me dejaron siempre en la base para esperar algún día por una misión que se “adecuara” a mis habilidades…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Vie Sep 06, 2013 4:32 pm

Mientras Haruko contaba su historia Silvia no apartaba sus ojos de ella, echandose hacia atras en su silla para apoyar un brazo sobre el respaldo de la silla, intentando entender como sus superiores no habian intentado exprimir ese talento suyo, por muy explosivo que fuera un soldado siempre era util, sin importar lo peligroso o explosivo de su trabajo, idiotas.
Cuando la joven dejo de hablar Silvia toco inconscientemente el parche que cubria su ojo, apartandolo al darse cuenta para sonreir a Haruko con sinceridad, pensando en la suerte que tenia aquella joven, su entrenamiento en condiciones normales, con personal cualificado, aunque luego no supieran utilizar su talento.


Siento decir que lei los informes, se porque te dejaron a la espera de ordenes, por decirlo de forma suave. Si me permites decirlo lo veo una tonteria, aqui en New Haven un soldado es util aunque tenga una personalidad como la tuya, sin animo de ofender. ¿Sabes? Es curioso pero muy poca gente sabe de donde aparecia antes de llegar aqui, es lo bueno de esta ciudad, mientras no tengas antecedentes penales te recibiran con los brazos abiertos y si los tienes... tambien pero en otros sitios, menos recomendables ya sabes

La albina cerro los ojos por un instante, llevandose un dedo al puente de la nariz, como si recordar su pasado fuera como un dolor de cabeza, un recuerdo que la perseguiria de por vida, sin importar donde fuera o se escondiera. Sin saber porque razon comenzo a hablar de aquello que la atormentaba desde aquella mañana, aquello por lo que casi habia roto el saco de boxeo, otra vez.

¿Sabes? Yo... no tuve un pasado agradable, hasta que no tuve una cierta edad no vi la luz del sol, no comence a hablar con desconocidos. Te pensaras ¿Eras timida? ¿Tal vez una de esas personas que no salen de casa? Ojala fuera tan sencillo, yo... fui vendida como esclava a una organizacion Yakuza, ellos me hicieron esto dijo señalando al parche Ellos me convirtieron en lo que soy, me enseñaron a matar, me enseñaron a ser una asesina perfecta, querian un perro y me tenian a mi. Tan solo apuntar y matar, asi de sencillo. Un dia consegui escapar y el unico sitio que sabia que me aceptaria era esta ciudad. Vine al cuerpo con la esperanza de evitar que mas niños pasen por lo que yo tuve que pasar, para que los niños puedan reir felices en las calles sin tener que estar preocupados en que un mafioso los mate a ellos o a sus padres.

De pronto se detuvo abriendo su unico ojo, mirando a Haruko con una expresion algo avergonzada en el rostro, apartando la mirada incapaz de mirar a su subordinada, contar aquello en ocasiones la calmaba pero otras era como una mancha en su expediente, algo que no podia evitar.

Disculpa por el drama, no era mi intencion romper este momento dijo volviendo a mirar a Haruko, mirandola directamente a los ojos para intentar dilucidar que estaba pensando en ese momento.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Vie Sep 06, 2013 7:50 pm

Al terminar de hablar, pudo ver la sincera sonrisa de su superior, lo que le permitió contestar al gesto con otra sonrisa, llevaba menos de un día en ese lugar y ya había podido ser capaz de entablar una muy agradable conversación con alguien que apenas conoció, incluso pudo “jugar” con ella al hacerla entrar en la competencia de disparos y terminaron cubiertas de pintura, cualquiera que las viera podría pensar que se trataban de unas amigas que se conocían desde su infancia o algo parecido, lo más gracioso para Haruko fue la rapidez con la que se hizo amiga de Silvia, esperaba algo de problemas, pues no le enseñaron muy bien a ser tan sociable, todos se mantenían en su propio mundo en la jefatura, pero aquí era distinto, la gente te miraba con curiosidad o con tranquilidad e incluso te saludaban, por supuesto que sería un grandioso lugar para estar, había sido recibida sin problema alguno en esa central.

De pronto, Silvia comenzó a hablar, y lo que dijo nada más la hizo sentir halagada y un poco conmovida, pues jamás se habían tomado la molestia de darle una oportunidad para demostrar sus habilidades, por lo que podía ver la pelirosa, Silvia veía a cada persona que entraba como un potencial aliado y compañero de equipo, claro que tendrían que pasar por unas pruebas para ver qué clase de cosas se les acomodaría mejor, como ataque cuerpo a cuerpo, pelea a larga distancia, cosas así.

Eso puedo ver Silvia…me han acogido aquí como si llevara ya un tiempo en estos lugares, siendo que nada más es mi primer día aquí, pero me alegra conocer gente tan buena como tú, hacen que me sienta cómoda y alegre, así como también me permiten actuar con más naturalidad…gracias Silvia.

Entonces, Silvia llevó uno de sus dedos al puente de su nariz, como si tuviera alguna especie de dolor de cabeza o en su rostro, entonces comenzó a hablar sobre su pasado, sobre cómo había sido víctima de los Yakuza, Silvia había vivido en carne propia cómo funcionaban esos lugares, pero lo más impresionante es que lograra escapar para unirse en Straiker, también tenía la duda de su parche, pero por respeto decidió no preguntar y quedarse con la duda; ojalá tuviera algo más que contar, como un detalle que alguien asesinó a su madre o algo parecido, pero en cierta forma su vida fue bastante normal, tal vez no tenía muchas cosas que pudieran impresionar a cualquiera como su pasado, pero podía demostrar de lo que era capaz en el presente y futuro, bien decía su padre en repetidas ocasiones, “tu pasado no define quién eres, son las acciones del hoy en día y las futuras las que te definen, pudiste haber sido un asesino despiadado, pero eso no quiere decir que un día en el futuro no estés dispuesto a salvar la vida de una persona a costa de la tuya”.

Cuánta razón tenía su padre, parecía bastante sabio, pues había visto de todo como oficial reconocido por todos lados y si ella quería llegar a ser reconocida también tendría que comenzar a actuar y adquirir méritos; no notó la mirada de Silvia, pues estaba un poco perdida en sus pensamientos, en recuerdos que le estaban llegando en ese momento, pero se vio interrumpida cuando Silvia comenzó a hablar, se veía un poco avergonzada por contar sobre su pasado, pero eso nada más hizo que Haruko sonriera, pues su superior se veía algo graciosa cuando estaba apenada, ahora ella podría disfrutar de esa faceta digna de una foto conmemorativa, pues estaba conociendo más a Silvia con cada hora que pasaban juntas, lo que le llevó a preguntarse qué sucedería en un futuro, ¿se llevarían mejor?, como un par de familiares por así decirlo.

No te preocupes Silvia, así podemos conocernos más, aunque no tengo algo que opinar al respecto de tu pasado…pero bueno, te diré lo que solía decirme mi padre cuando conocía a un criminal y lo miraba, los trataba casi como si fueran personas normales, les daba todos y cada uno de sus derechos, pero no significaba que estuviera justificándolo, más bien se guiaba por una frase que decía muy seguido… “Tu pasado no define quién eres, son las acciones del hoy en día y las futuras las que te definen, pudiste haber sido un asesino despiadado, pero eso no quiere decir que un día en el futuro no estés dispuesto a salvar la vida de una persona a costa de la tuya”.

No sabía si eran las palabras apropiadas para decir en ese momento, pero en cierta forma, se había dado cuenta de algo curioso, hablar con Silvia era casi como hablar con su padre, una persona con una meta muy bien marcada, que se preocupaba por las demás personas, algo como un corazón de oro que poseía tanto su padre y hacía que no pudiera parar de verlo como un héroe ante sus ojos; algo parecido sucedió cuando repasó en su mente toda la conversación que llevaba con Silvia, así como todo lo que había sucedido ese día, era algo digno de encontrar curioso y divertido.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Dom Sep 08, 2013 7:17 pm

Escuchar las palabras de Haruko fue en verdad reconfortante, saber que alguien pensaba de esa manera le gustaba, no importaba lo que habia echo en el pasado, lo que le habian echo hacer, siempre y cuando arreglara todo como lo estaba haciedo ahora.

- Tu padre debe ser una persona extraodinaria - dijo volviendo a mirar a Haruko - Tratar a un criminal de esa manera, darle la oportunidad de redencion cuando muchos simplemente los tratarian como animales es algo realmente valioso.

Y en verdad lo era, en aquella ciudad habia descubierto como la codicia, el odio, la venganza, todo aquello llegaba hasta lo mas profundo de aquella ciudad, incluso cuando llegaba a los propios policias, aquellos que habian jurado proteger el orden en la ciudad y acababan asesinando criminales desarmados tan solo pensando en ser justicieros en busca de un mañana mejor, convirtiendose en aquello que en un principio querian erradicar.

- Te dare un consejo Haruko - dijo Silvia apoyando los codos en la mesa y colocando una mano sobre la otra, mirandola por encima de sus manos - Nunca dejes que sensaciones como el odio o la venganza nublen tu juicio, un criminal puede haber matado a tu familia y debes seguir tratandolo con respeto, es un criminal si, pero por encima de eso es una persona que ha cometido un crimen, alguien que tiene que pagarlo y no debes ensuciarte las manos con su sangre o acabaras convirtiendote en lo mismo que el.

Mientras hablaba llego un camarero con los platos de la comida que habian elegido, Silvia habia pillado algo rapido, un bocadillo aun humeante con una deliciosa y jugosa racion de carne en su interior. Silvia miro su plato un momento antes de coger el bocadillo y llevarselo a la boca, deteniendose de vez en cuando a saborear aquel delicioso manjar. Un sabio dijo una vez que el mejor condimento es el hambre y que razon tenia.

- Tambien tienes que entender que existen momentos en que la muerte del criminal es la unica salida - dijo deteniendo su comida un momento, mirando a Haruko directamente a los ojos - Pero estos casos son situaciones extremas, siempre es mejor buscar una solucion que no acabe con la muerte del criminal. La prision ya se encargara de darles merecido castigo

Luego volvio a guardar silencio centrandose en devorar aquel sencillo y delicioso manjar, disfrutando de aquel momento de relajacion antes de que la pelirosa le mostrara definitivamente porque se habia labrado una reputacion como ingeniera de explosivos. Y en verdad tenia ganas de verlo en accion.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Dom Sep 08, 2013 9:43 pm

Lo siguiente que escuchó en ese momento fue a Silvia decir lo extraordinario que era su padre, pues es que cualquier persona les trataría como un ser menor a una persona, como si fueran ganado o simples animales, pero él era distinto, comprendía las razones que podrían tener los criminales para cometer esas acciones, les hablaba como si estuviera tratando con un ser humano pensante, pues de eso se trataban, trataban con seres humanos, no versiones con menor materia gris que debían ser tratados como animales; unos se aprovechaban y se burlaban de él, pero aun así su padre siempre se mantuvo firme con su manera de pensar, tan conocida se había hecho que sorprendentemente después de salir de prisión, los criminales que volvían a cometer delitos y habían sido capturados por su padre eran escasos, unos regresaban a agradecerle e incluso para dedicarle unas palabras, un gran ejemplo a seguir para su hija, que miraba día y noche las noticias en las que el oficial salía, en las que veía a su “superhéroe” favorito pelear contra el crimen, ahora era turno de Haruko para intentar hacer algo así, tomar los ejemplos que le dio su padre cuando vivía con él para ser un ejemplo a seguir, denotaba mucho la manera en la que sentía por su padre que su mirada estaba llena de decisión, ninguna de las decisiones que había tomado en toda su vida le harían arrepentirse del lugar donde está en esos momentos, a la espera de su comida con su superior Silvia, ni un día llevaba y todo parecía como si fuera una serie de policías, el serio y el gracioso pero que siempre conseguían terminar con las misiones satisfactoriamente, lo que le provocó riera levemente, pues parecía ser más cierto en su imaginación, pero una vez Silvia terminó de decir lo asombroso que su padre era, ella le miró con una sonrisa en su rostro y le contestó.

En su tiempo muchos criminales se aprovecharon de eso, pero se mantuvo firme en su manera de pensar sin importar lo que sucediera, logró encerrar a muchos criminales y muchos de ellos ya no volvieron a cometer sus fechorías

Entonces Silvia le dio un consejo, bastante útil, cualquiera necesitaría escuchar esas palabras, pues tendrían una frase a la que aferrarse para mantener sus sentimientos tales como la rabia calmados, aunque claro, como siempre, es cierto lo que dicen, del dicho al hecho hay un trecho, pues no es sencillo mantener sus emociones bajo control en cuanto se está en una situación de vida o muerte, sencillamente necesitaría pasar por situaciones así por toda su vida y aun así sus sentimientos llegarían a apoderarse de su temple en ciertas ocasiones, algo realmente complicado, pero como son policías tendría que aprender a mantenerse bajo control, o podría llegar a provocar que más de una persona saliera muy lastimada, lo mejor sería aprender a hacer eso y mantenerse bajo un consejo que leyó un día: “Cuando se enfrente a un monstruo, tenga cuidado de no convertirse en uno en el proceso de terminar con él”; pero entonces, llegó una persona a la mesa, al fin su comida estaba preparada y lista para ser devorada sin compasión alguna, impulsada por el hambre miró una vez a Silvia, entonces comenzó a comer, cual lobo hambriento que había logrado cazar algo después de un par de semanas sin comer, con toda la energía que solía gastar era de esperarse que estuviera hambrienta para ese momento.

La voz de Silvia volvió a captar su atención, ahora le estaba diciendo que debía entender que si la situación lo requería, matar al criminal sería la única salida, pues pasaría a ser una situación de matar o morir, cualquier oficial entiende eso, aunque muchos se van por lo seguro y matan sin querer interactuar con el criminal, existe esa salida, pero como decía Silvia y su padre, “la prisión se encargará de ellos”; asintió un par de veces, dando a entender que había captado el mensaje, entonces sin más distracciones continuó comiendo, incluso cuando tenía mucha hambre y su padre no le pudo enseñar mucho los modales en la mesa, intentó comer lo más normal posible, aunque en ocasiones no podía evitar comer como un “bárbaro”, como diría cualquier persona que le mirara, pero estaba haciendo lo mejor por luchar contra su hambre y su impaciencia por querer satisfacer el apetito, además que la emoción aumentaba cada vez que sentía el hambre desaparecer, pues ahora podría mostrar su fuerte, las armas pesadas, pero en especial los explosivos, no dejaría en duda la fama que se ganó y probablemente Silvia leyó en esos informes, tenía que demostrar de lo que estaba hecha, el momento se acercaba con cada bocado que daba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Mar Sep 10, 2013 5:55 pm

Varios minutos despues en el que solo se oia los platos de la cocina y el masticar de las dos jovenes, ambas miraban su plato vacio, tan solo con las migas de lo que habia sido su almuerzo.

- Bueno, al menos ahora dejaremos metralla si reventamos - dijo Silvia sonriendo mientras se echaba hacia atras en la silla mientras su ojo no se separaba de Haruko, mirandola con atencion, seguramente estaba nerviosa, puede que emocionada de mostrarle a alguien lo que era capaz de hacer. - Vamos, es hora de probar que tan buenas eres con los explosivos. Pero sin pasarse, no quiero que vueles parte de la comisaria, que luego me toca a mi rellenar los papeles.

Esa broma era en parte una advertencia para la joven, porque aunque fueran a probar explosivos una bomba mal colocada, un pequeño exceso de polvora y todo podia saltar por los aires, aunque en especial la zona de explosivos estaba especializada para evitar daños mayores con paredes reforzadas y otras mejoras. Cosas que parecian sencillas pero que en conjunto eran bastante complejas.

Juntas salieron de la cafeteria tras pagar a la camarera, la cual las despidio con una sonrisa y se dirigieron hacia el sotano de nuevo, cogiendo el ascensor para bajar, mientras Silvia pensaba en todo lo que aquella joven tenia para enseñarle, segun los informes su capacidad con los explosivos era increible. Ya habia visto un poco con el artefacto de antes, el cual era una buena recreacion de una bomba real que solo marcaba al objetivo.
Cuando se quisieron dar cuenta ya estaban de nuevo en la sala de armas, donde Ethan les habia dejado un par de cargas de pequeño tamaño, un poco de C4 y algunas granadas de fragmentacion, aunque Silvia suponia que Haruko llevaba un poco mas encima, pero se mantenia callada, a la espera de ver lo que la pelirosa tenia para ofrecer.


- Bueno, aqui tenemos un poco de lo basico. Segun tengo entendido nos llegara algo mas moderno dentro de poco, pero por ahora esto es lo que tenemos. Me imagino que todo lo que hay aqui lo conoces. Pero quiero ver como te las apañas con un equipo como este y luego... ya veremos. ¿Que me dices? ¿Estas lista para hacer reventar cosas?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Mar Sep 10, 2013 8:59 pm

Un par de minutos, eso fue lo que les tomó para poder terminar con su comida, en verdad habían disfrutado de sus alimentos, extrañamente eran bastante deliciosos, mucho más de lo que recordaba, ahora veía que era cierto que cuando te mueres de hambre cualquier cosa que comas es mucho más deliciosa a que si no tuvieras hambre; ahora Haruko se sentía en completo uso de sus facultades físicas y mentales, ya estaba preparada para demostrar el área de su preferencia, explosivos, era cuestión de mostrar que tan diestra era para poder terminar de dar una gran impresión en su nueva amiga y así poder considerar su primer día como finalizado, aunque todavía no fuera de noche, además, podría también demostrar la teoría que dice que siempre es mejor terminar con una explosión, lo probó una vez cuando estaba en la otra jefatura y se ganó parte de su historial de esa forma, pero esta vez sí lo hacía haría una versión de menor tamaño, nada más para poder contemplar una parte de sus habilidades y terminar de una manera bad ass a su parecer.

Ella intentó contener su emoción lo más que pudo, si no lo lograba podría causar un pequeño problema no sólo para ella, sino también para su superior, cosa que no quería, así que tenía que aguardar con toda su fuerza de voluntad, incluso rio al escuchar la broma de Silvia, claro que también entendía que era una advertencia, la cual estaba bien infundada, su historial incluía las palabras “mantener bajo vigilancia” por todo lo que hizo en ese lugar, no era como si fueran secretos esos historiales, cualquiera podía leerlos si tenía los horarios de los guardias; la camarera se despidió de ellas con una amigable sonrisa, la cual no pudo evitar corresponder, entonces fueron a la sala de armas, bajando por el ascensor, ahora tomó un tiempo mucho menor, pero al ver lo que Ethan les había preparado para las pruebas, ella se acercó como una niña pequeña a una juguetería a tomar cada uno de los explosivos, se le veía bastante emocionada, pues tenía un pequeño rato que no usaba algún explosivo, trataba de un par de cargas pequeñas, perfectas para volar cerraduras sin llamar tanto la atención, así como también unas cargas de su amado C4 y unas granadas de fragmentación, sabía que no debía hacerlo, pero no pudo evitar tomar la carga y frotarla contra su mejilla como si se tratara de un bebé, aunque siempre cargaba una consigo por si lo necesitaba, pero le gustaba hacer ese tipo de cosas pues esas cargas explotaban muy bien y ofrecían un gran espectáculo, perfecto para ser disfrutado con un bocadillo, al menos a su parecer; una vez Silvia terminó de hablar, ella se volteó y dejó los explosivos en paz para poder contestarle, ahora con un tono de voz decidido y una mirada llena de confianza.

¿Qué si estoy lista?, Silvia, siempre estoy lista para mandar a volar objetivos por los aires, pero para hacer tal cosa necesitaré objetivos, volar cosas sin sentido por los aires me gusta, pero si tengo un objetivo el cual completar será perfecto para mostrarte la totalidad de mis capacidades con los explosivos, apreciaría mucho que me dejaras mostrarte de esa forma mis capacidades.

Podía sentir la emoción inundar sus venas nuevamente, incluso comenzó a colocar las cargas en lugares específicos de su ropa, desde donde serían fáciles de tomar y colocar en caso de tener que poner bombas y salir corriendo, se sentía ya preparada para ese momento, nada más necesitaba un objetivo para poder demostrar bien sus habilidades, y por si fuera poco, hasta le dedicó una sonrisa para demostrar lo lista que estaba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Miér Sep 11, 2013 1:46 pm

¿Alguna forma en que puedas mostrar tus capacidades? Muy sencillo, esta sala esta diseñada para el control y desactivacion de bombas ¿Verdad? Observa dijo mientras pulsaba un boton similar a la alarma de un coche, momento en que un complejo laberinto de piedra, madera y cartonpiedra se levanto del suelo mostrando el objetivo de Haruko al fondo de la sala, un lugar lleno de rehenes con una bomba de gas nervioso, si alguien respiraba aquel gas acabaria muerto en cuestion de segundos por asfixia, impidiendo la entrada de oxigeno y reemplazandolo por otro compuesto Bueno, basicamente el recorrido es pasar por esos edificios de alli, volar la puerta para poder pasar, avanzar por el campo minado, sorprender a unos soldados y llegar hasta los civiles en el tiempo estimado. Si todo esto no te parece suficiente, tengo algo especial solo para ti

Con un rapido movimiento le dio la vuelta a Haruko colocando una carga a su espalda, algo que en apariencia sencillo ocultaba un explosivo complejo que contenia una cuenta atras, explotando al finalizar esta, si intentaba retirarlo reventaba, si lo mojaba reventaba. La explosion desde luego no la mataria pero la dejaria sin habla por un tiempo, lo tenia comprobado.
La joven decia querer un reto y eso era lo que le daria, incluyendo otra cosa que comenzaria una vez la joven entrara en el laberinto, pero queria que fuera una sorpresa.


- ¿Que te parece? ¿Sera suficiente entrenamiento para ti? ¿O te pongo una M.O.A.B en el medio de la sala? - dijo sonriendo mientras volvia a darle la vuelta a la joven con el control remoto de la bomba en la mano - Cuando estes lista le dare a esto de aqui y tendras un tiempo para acabar el recorrido, si no lo haces los civiles al fondo morirarn y el artefacto en tu espalda reventara.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Invitado el Miér Sep 11, 2013 2:46 pm

Haruko miró un poco sorprendida cómo salían las paredes del lugar, no había visto algo así en su vida, pero parecía como una oportunidad perfecta para poder probarse a sí misma, pues incluso en la otra base la prueba final era menos difícil, nada más volar puertas y rescatar civiles en un lapso menor a 5 minutos, pero aquí habían rehenes, paredes que podrían ser derribadas o detonadas e incluso puertas para ser abiertas con otros explosivos, todo estaba bien pensado para hacer que ella mostrara su maestría con los explosivos, algo un poco sencillo por lo que dijo Silvia, pasar por unos edificios, volar una puerta, luego pasar por un campo minado, sorprender a unos guardias y llegar a los civiles antes del tiempo estimado, parecía como un escenario de una película de policías, en los que el mafioso se encontraba hasta arriba y tenían que llegar lo más rápido posible, evitando ser muy escandalosos, pues eso llamaría bastante la atención, claro que la pelirosa no era conocida por proceder en silencio, así que haría las cosas de la forma que mejor sabría hacerla; de pronto, Silvia le dio la vuelta y colocó algo en su espalda, a su parecer sería una especie de mochila, pero al mover sus manos y verificar que no podía alcanzar lo que colocó, pero era ligero, tan ligero como una de las cargas que ella solía poner, su mente se distrajo nuevamente al preguntarse qué tipo de explosivo sería el que Silvia le colocó en la espalda, había tantas cantidades de reactivos que podría usar para causar una explosión violenta o más o menos controlada, pero como era su amiga no se preocupó tanto, al menos no tanto como para entorpecer sus pensamientos.

Después otra broma, Silvia quería poner además un M. O. A. B. en medio de la sala, no importaba cuánto le gustara verlos explotar, tener uno a esa distancia podría volar todo el complejo y terminar con sus vidas, así que tragó un poco de saliva, no porque estuviera nerviosa, sino porque se estaba preparando psicológicamente para hacer ese trabajo, tendría que hacer casi de todo para poder completar la misión, entonces la volteó nuevamente y tras ver la sonrisa en el rostro de su superior, se pudo sentir un poco tranquila, pues no era más que una broma y le mostró también el dispositivo con el que controlaría la bomba en su espalda, no tenía idea del tiempo que recibiría para completar la prueba, pero tenía que hacerlo sin importar qué tanto tuviera que hacer; era curioso, pero ahora le parecía como si fuera un juego de video o una película todo el escenario y dado que ella era el personaje principal tenía que completar los objetivos, claro que no habían vidas extras o podías ponerle pausa a la prueba para descansar un poco, si te detenías morirías, tan simple como eso.

Tras pensar por unos segundos y ver nuevamente el escenario, Haruko inhaló y exhaló hondo para poder concentrarse, puede que fuera como un juego para ella, pero este juego tenía que ser perfecto y tomarse con la mayor seriedad posible, o al menos hasta que su fuerza mental se lo permitiera, pues una cosa que le ayudaba también a evitar presionarse era actuar infantilmente en situaciones que le provocarían un gran estrés a alguien, entonces, colocó su mano izquierda en el hombro de Silvia y le sonrió confiada y decidida.

Silvia, vamos a hacer esto, voy a pasar esta prueba bajo tus condiciones.

Terminando de hablar, Haruko se dirigió al inicio del recorrido, que era el laberinto, esperando la orden de Silvia para que comenzara a correr y completar la misión.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sesion de entrenamiento [Priv. Haruko Haruhara]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.