Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 29 el Mar Sep 05, 2017 10:34 am.
Últimos temas
» Noticias TLC
Jue Ago 25, 2016 4:50 pm por Admin

» [Importante] Nuevo Staff
Mar Ago 16, 2016 11:44 am por Admin

» Modelo de ficha
Mar Ago 16, 2016 11:39 am por Admin

» Tecnología: Traje Semilla.
Vie Nov 27, 2015 11:41 am por Admin

» Territorio hostil
Miér Oct 21, 2015 2:52 pm por MasterCOM

» Primero un ojo,¿ ahora una prueba?
Miér Oct 21, 2015 2:40 pm por MasterCOM

» Búho de otro pozo [Alexander Ironheart]
Sáb Oct 17, 2015 1:34 pm por Sian Lova

» Trivia TLC
Vie Oct 16, 2015 4:27 pm por Sian Lova

» Wanted List
Vie Oct 16, 2015 11:41 am por MasterCOM

» Desafio TLC
Miér Oct 14, 2015 3:36 pm por Admin

Test
Contenido aquí
Créditos














CAN'T TOUCH THIS.
El diseño del Skin: "Red Line" corresponde al asombroso Alex Operative System. ABSTENERSE DE COPIARLO, PORQUE LOS ESTARÁ VIGILANDO.

Miyomi Saki

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Miyomi Saki

Mensaje por Invitado el Mar Abr 30, 2013 5:07 pm

Nombre: Miyomi Saki.
Edad actual: 21 años.
Nacionalidad: Finlandesa de familia japonesa.

Historia:
Spoiler:
Miyomi nació un día de frío primaveral en la ciudad de Kemi, en Finlandia, en dónde también pasó gran su infancia junto a su pequeña familia formada por su padre Henna Kakko, su madre de origen japonés Mariko Nanahara, su hermano Ao y sus tres hermanas: Eureka, Anemone y Sakuya. Por motivos de trabajo, la familia se trasladó a Japón para vivir indefinidamente. Sus hermanos fueron cada uno a diferentes objetivos de estudio: su hermano se introdujo en la biología, mientras que las hermanas seguían en el instituto. Pero Miyomi, por su parte, entró en el ejército japonés, en dónde destacó rápidamente como una excelente tiradora, aparte de uno de los soldados con mejores expectativas que jamás se habían visto en aquel país. Estaba claro que Miyomi estaba hecha para aquella. Aquello la llevó a entrar en el equipo de operaciones especiales del ejército como espía y tirador selecto. Sin embargo, sucedió algo en su primera misión que nadie esperaría.

Fue durante el progreso de la misión, en el que habían acorralado a unos terroristas en un edificio de 20 plantas. Entraron y pudieron salvar a todos los civiles...excepto uno:

-¿¡Dónde está ese maldito terrorista!?-gritó el líder de brigada a través del walkie talkie.
-...N...No lo veo, señor. No se encuentra por... ¡Eh, espere! ¡Está subiendo por la escalera de emergencia! ¡Se dirige a la última planta y lleva un rehén!-exclamó el piloto del helicóptero que les permitía ver en aquella cerrada noche.
-¡Vamos, en dirección a la última planta, equipo! ¡Vamos a capturar a ese cabrón!-dijo el líder de nuevo, antes de que todos, incluida Miyomi, subiesen hasta allí. Allí se encontraron con el terrorista justo a tiempo, al que acorralaron entre ellos y el vacío de la caída-¡Suelta el arma!-exclamó el líder, a lo que aconteció un suceso que nadie se habría esperado. El terrorista soltó el rehén y saltó, agarrándose a uno de los patines del helicóptero. Seguidamente, sacó una granada y la tiró dentro del aparato, para luego soltarse antes de que reventase en una bola de fuego-¡No!-gritaron todos casi a la vez, antes de movilizarse para tratar de evitar el helicóptero que se dirigió directamente hacia ellos. Hubo un fuerte choque, unos sonidos que Miyomi no pudo describir...y luego el silencio y la oscuridad.

Poco después, la pelimenta se despertó mirando al techo de un hospital. Le dolía todo el cuerpo, aunque no estaba tan vendada como habría esperado. De hecho, estaba prácticamente ilesa aparte de diversos cortes, contusiones. Lo más importante era el dolor de cabeza que confirmaba el serio golpe que se había dado contra una pared:

-Oh...te has despertado...-dijo una enfermera que se encontraba a su lado. Después de sentarse con cuidado en la cama, se dio cuenta de que estaba en el hospital del cuartel.
-...U-Ugh... ¿Q...Qué ha pasado?-preguntó, mirando a la enfermera, que cambió a una expresión terrible-...Pues...parece que el helicóptero se les vino encima...
-S...Sí, eso lo sé... ¿D...Dónde están todos?-preguntó mirando alrededor, buscándolos con la vista.
-...Lo siento...no llegaron con vida aquí...-dijo la enfermera, bajando la cabeza. Aquello resultó como un golpe de bate para Miyomi... ¿Había muerto todo su equipo menos ella?
-...No...estás bromeando... ¿¡Cómo puedo ser la única superviviente!?-preguntó alarmada, subiendo el tono de voz.
-C-Cálmate...por favor...-dijo la enfermera, tomando aire y de los hombros a la pelimenta, que se relajó poco después-...La mayoría estaban quemados...o las hélices del helicóptero les habían cercenado parte de su cuerpo...y del grupo en el que viniste eras la única que aún aguantaba con vida. Nos sorprendimos de ver que estabas casi ilesa...-la pelimenta bajó la cabeza, para luego golpear la cama con fuerza con el puño izquierdo y apretando los dientes.
-...Y...del terrorista... ¿Qué ha sido del terrorista?-preguntó, alzando de nuevo sus ojos violáceos.
-...No se ha encontrado su cuerpo. Se cree que pudo escapar de alguna manera de todo aquello...-la pelimenta soltó un gruñido y trató de ponerse en pie, pero la enfermera se lo impidió-¡No, no debes moverte! Nadie sabe dónde se encuentra el terrorista ahora...y en este estado no podrías hacer mucho...descansa, por favor...-al principio se resistió, pero al final Miyomi le hizo caso y se tumbó de nuevo, relajándose y suspirando ligeramente. Haría lo que fuese para encontrar a ese individuo y devolverle con creces todo lo que había hecho.

Pasaron un par de meses, en los que su familia le hizo varias visitas mientras se recuperaba. Sus hermanos le traían dulces y regalos para que se entretuviese en su estancia en el hospital. Cuando le dieron el alta, llamó a sus padres para avisarles de que ya estaba fuera y que se dirigiría a su casa. Después, se dirigió a la estación y tomó el tren que le llevaría al distrito dónde vivían. Tardó casi una hora, debido a algo que bloqueó los raíles, haciendo que llegase al distrito de noche. Caminó durante media hora antes, ya que aún se encontraba lejos de su casa, encogiéndose en su abrigo para esconderse del frío nocturno.

A unos 100 metros, algo le hizo acelerar...algo realmente llamativo. Al principio se quedó quieta en el sitio, pero luego empezó a andar más rápido hasta que echó a correr todo lo que pudo:

-No... ¡No, no!-exclamó cuando se detuvo frente a la casa, que iluminaba la noche cubierta de enormes llamas. Habían algunos vecinos mirando la escena, y en ese momento llegó un camión de bomberos para apagar las voraces llamas que se agitaban trémulas por la pequeña brisa.

Tardaron varias horas en apagar el fuego, tras el cual Miyomi pudo ver la escena: Su padre y su madre estaban calcinados en el suelo de lo que antes era el salón. Se cayó de rodillas, incapaz de creer lo que estaba viendo, hasta que un rayo de esperanza surcó su mente, poniéndose en pie de nuevo y entrando en la casa-... ¡Eureka! ¡Anemone! ¡Sakuya! ¡Ao! ¿¡Dónde están!?-llamó a gritos Miyomi, mirando por todos lados. Por suerte, la casa tenía poco material inflamable, por lo que su estructura estaba casi intacta. Entró y subió a los pisos superiores. Estaba todo quemado, pero no habían más cuerpos. Eso alivió un poco a Miyomi y volvió a descender las escaleras. Poco después llegó la ambulancia y se llevó los dos cadáveres, mientras Miyomi seguía buscando por la casa. Durante el proceso, unos ruidos de golpes la alertaron. Venían desde abajo, retirando una alfombra destrozada por el fuego y descubriendo una trampilla metálica metálica... ¿Era un sótano? La chica agarró la trampilla y la levantó como pudo, ignorando lo caliente que estaba. Cuando la abrió, descubrió allí a sus cuatro hermanos, que resultaron ilesos por el incendio. Salieron uno por uno y se abrazaron a su hermana, la cual correspondió con fuerza.

El día se hizo, y los cinco familiares salieron de la casa. No quedaba nada que se pudiese recuperar, así que tuvieron que abandonarla. Ni siquiera el sótano tenía algo útil. Mientras esperaban fuera, su hermano Ao se acercó con un pequeño paquete en la mano y una carta, entregándoselos a su hermana mayor:

-Papá me dijo que te diese este paquete...-dijo con tono serio, para luego señalar a la carta-...Y...esa carta la tenía mamá...la estaba leyendo y luego se le cayó de las manos. La pude coger antes de que empezase todo ese fuego...-Ao, como las otras hermanas, habían aceptado la muerte de sus padres, unos antes que otros. En esos Miyomi era la mayor, con 21 años, seguida de sus hermanas que tenían las tres 17 años, y luego su hermano de 16. Abrió el paquete, descubriendo un cuchillo de combate de hoja negra, mirándolo con curiosidad. Era el arma que su padre utilizó en la guerra... ¿Entonces ahora se lo entregaba? Luego leyó la carta detenidamente, mientras se iba alterando según la leía, apretando los dientes y emitiendo leves quejidos, antes de arrugar la hoja en una bola, tirándola al suelo y clavándole el cuchillo encima, llevándose las manos a la cabeza.

Hola. Espero que se encuentren cómodos en su casa. Somos Arcángel, un grupo que busca una paz en el mundo de la única forma que se debe. Siento decirles que han sido escogidos como objetivo de nuestros planes debido a que es nuestro deseo destrozar por completo la mente de la soldado Saki. Disculpen las molestias y disculpen el incendio.

-...Papá terminó de leer eso justo antes de que todo comenzase a arder...y nos pudimos refugiar a tiempo. Luego...escuchamos unas explosiones...y...no recuerdo mucho más...-explicó su hermano, que trataba de contener las lágrimas. Su hermana inspiró aire y lo tomó para abrazarlo, correspondiendo él-... ¿Qué nos va a pasar ahora, hermana?-preguntó, sintiendo las caricias de ella en su pelo-...Yo os protegeré...con todas mis fuerzas...aunque me cueste la vida...-dijo sin dudas en sus ojos y en su cabeza.

Unos días después, se celebró un juicio en el que entregaron a la joven una casa en uno de los distritos de la ciudad de New Haven y una cantidad de dinero al mes para que Miyomi pudiera sostener a su hermano y sus hermanas. Los cuatro declararon para guardar los archivos del caso que se denominó Arcángel. Miyomi juró que haría lo que fuese con tal de encontrarlos y destruirlos, por lo que buscó alguien a quién poder unirse para cumplir sus objetivos. Así fue cuando escuchó hablar de Straiker, uno de los cuerpos policiales de la ciudad de New Haven que su fama solicitaba operaciones en todo el mundo. Así pues, aprovechando la cercanía, se dirigió al lugar para inscribirse y llevar a cabo su fría venganza que albergaba su corazón.

Descripción física:
Spoiler:
Miyomi es una joven muy peculiar. De fisiología notablemente veinteañera, Mide 1,75m de altura y pesa 65kg. u cabello es de un color turquesa, corto hasta la nuca, y recogido con un par de trabas de latón dorado brillante que dejan a la vista la frente de la chica casi en su totalidad. Más abajo, resalta su rostro redondeado de piel blanca-rosada, que puede variar a un tono ceniciento en condiciones de poca luz. Seguidamente, lo adornan dos grandes ojos de color morado, como dos amatistas incrustadas, con un detalle en forma de línea rojiza, que cruza en una ligera curva todo el iris y la pupila, que según las condiciones del clima, puede abrirse hasta convertirse en un círculo situado en medio del iris. Una nariz pequeña, convexa, aunque perfilada y fina, al igual que sus labios, que no eran encarnados, sino similares al tono de su piel. Sus orejas son redondeadas, además de que tampoco muestra ninguna marca en ningún lado de su cuerpo, tales como lunares o marcas de nacimiento. Sus extremidades son delgadas, pero en ellas se nota la musculatura fruto de un ejercicio ligero continuo. Su torso está dentro de la media, siendo ni demasiado grande ni una tabla de planchar. Por último, su cuerpo en general suele estar libre de maquillaje, al igual que tampoco se pinta las uñas, pues cree que es algo innecesario.

Su vestimenta se compone, además de las trabas de su pelo, de un uniforme blanco y negro de asillas ajustado que alcanza hasta su cintura. Está abotonado por el frente de una manera que permite abrirlo como si fuese un abrigo, permitiendo que se retire fácilmente. En su brazo izquierdo, se encuentra una muñequera de tela, en la que se encuentra un motivo de un círculo dorado con un fondo interior negro y una franja roja horizontal, todo bordado junto a su emblema. Un collar dorado adorna su cuello, de apariencia maciza, aunque un examen más detallado muestra que se puede dividirse en piezas semicirculares. Realmente es un juguete de agilidad mental que se puede plegar de manera que pueda llevarlo en su cuello. Por último, calza unas botas especiales de goma, de los mismo colores del uniforme, que le permiten avanzar sin hacer demasiado ruido. Por lo demás, no suele vestir añadidos aparte de lo que forme parte de su equipo policial.


Descripción psicológica: Miyomi es una joven que suele verse como muy serena y silenciosa. Algunas personas la describen superficialmente como fría y a veces hasta peligrosa...y realmente no se equivocan. Siempre con ninguna otra expresión en su rostro aparte de la seriedad y sus terroríficos ojos dignos de un asesino. Es una chica de pocas palabras, bastante obediente a menos que algo le parezca un sinsentido. Los pocos que la conocen, principalmente del ejército, la califican como una excelente soldado, que parece no sentir emociones cuando hace su trabajo. Aún así, su tono de voz cuando habla no es monótono o aburrido, a veces hablando de forma sarcástica o burlona, aunque a veces da la impresión de que lo está diciendo en serio. Posee un carácter que resulta en una extraña combinación de seriedad y bromista, que pocos son capaces de distinguirla de cuando se pone verdaderamente en serio dentro de una misión.

Como hobbies, posee una cierta atracción a juegos de habilidad mental, como los cubos de Rubik, el ajedrez, los acertijos y demás. Es aficionada a la música fuerte, como el rock y el metal, aunque es una joven que se guía más por la ley de la canción: si le gusta, se la queda, sin importar grupo o estilo. Suele irse a lugares abiertos y apartados para despejar su mente o para pensar mejor...o simplemente para mirar mejor el cielo estrellado. También es una amante de las armas, pudiendo describir muchas de ellas con sólo verlas. Por otro lado, le disgusta cualquier ruido fuerte o continuo y cosas como el humo del tabaco o el alcohol. Asimismo, también posee un ideal honorable de igualdad para todo el mundo, por lo que no soporta a los que creen que el mundo es suyo y buscan la manera fácil e ilegal para hacerse con él. Desagrada las comidas muy picantes o bebidas amargas, como el café o el tabasco. No soporta los lugares en dónde suele haber una gran concentración de personas, como los centros comerciales o las plazas, ya que le suponen un problema cuando se encuentra de servicio.

A muchos les resultaría raro, pues siempre se ve muy solitaria. Pero, aunque pocos, Miyomi ha tenido personas a las que ella ha considerado amigos. En ese caso parece cambiar un poco su personalidad, aunque no demasiado. Se notan algunos rasgos en su rostro que parecen indicar intentos vagos de otras expresiones y habla de más. A simple vista, no se nota demasiado cambio. Esto es debido a que Miyomi posee una personalidad bastante compleja. Se muestra bastante desconfiada en cuanto a relaciones, pero eso no quiere decir que sea imposible relacionarse con ella. Por otro lado, una relación amorosa es algo desconocido para la chica, porque nunca permitió que nadie llegase a tal extremo, creyendo que algo como eso la volvería débil. De hecho, suele evitar el contacto ajeno, ya sintiéndose molesta si se encuentran muy cerca de ella.

La joven suele tener mucha paciencia, pero como todos tiene un límite. De hecho, es alguien a quién es mejor no tocar la fibra sensible. Todos la ven delicada por ser una mujer, pero descontrolada por la ira es muy peligrosa para cualquiera, incluso para sí misma. Es difícil hacerla enfadar, pero calmarla lo es todavía más, por lo que es recomendable no buscarle las cosquillas a menos que uno quiera problemas con ella.

Habilidades:
- Armas de fuego de mediano y largo alcance.
- Manos rápidas.
- Sense.

Don: Toda su vida influenciada por un ambiente bélico, debido a los entrenamientos de su padre y en el ejército, se convirtió en una excelente tiradora al aumentar su sentido de la percepción y el manejo de los rifles de precisión.

Emblema: (Intenté buscarlo en una buena calidad, pero sólo me sale en blanco, así que les pediría que si lo van a poner en la firma, inviertan el color para que quede en negro. Imagen del emblema aquí. Gracias por adelantado.)

Fuente de la imagen del personaje: Psalms of Planets: Eureka Seven.


Última edición por Miyomi Saki el Mar Mayo 07, 2013 5:41 am, editado 2 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Miyomi Saki

Mensaje por MasterCOM el Mar Abr 30, 2013 5:18 pm

Miyomi: Tu ficha a sido creada, desde ahora puedes participar de manera activa en The Last Crow. Recuerda, tu ficha a sido colocada automáticamente como firma en tu perfil, está no se puede cambiar. Si deseas agregar una firma personal, deberás colocarla dentro de un Spoiler.


Importante: Recuerda crear tu cronología en el lugar correspondiente!. Esto es obligatorio para participar en torneos, misiones, eventos, etc.

(puedes hacer click sobre el banner)


Anotaciones: Ya eres parte oficial de la comunidad TLC!. Podrás acceder a cientos de misiones y logros desbloqueables, al igual que a una super biblioteca de objetos, armas, lugares y personajes. Explora la ciudad, sube de nivel y da el máximo para transformarte en la mejor. Juega en los off topics, visita todas las herramientas y lugares que el foro te ofrece.

Recuerda: Estamos actualmente en una crónica principal y Straiker se mantiene al margen de las actividades ( por ahora), concentrándose en el entrenamiento de sus unidades. Felicidades! has sido designado al equpo URRA Delta y estarás bajo las ordenes del capitán Rikimaru. ser nuevo serás designado a una misión de entrenamiento especial cuyas condiciones y parametros deberán ser informadas por tu líder de clase

Te recomiendo:
1. comenzar presentándote en la central de tu bando. Crea un tema saludando a los demás miembros de la comunidad Nostrade

(puedes hacer click sobre el banner)


2. Ve al panel de recompensas y selecciona en la misión tutorial. Desde allí comenzarás la gran aventura tlc!

(puedes hacer click sobre el banner)


3. Comenzar directamente en misiones o en rol libre por la ciudad.

Importante: El número no influye en el orden, son 3 recomendaciones separadas!

_________________
avatar
MasterCOM


Presión policial : Nulo Respeto : 0
Dinero : -73396
Mensajes : 911

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.